Los efectos, a corto y largo plazo, del entrenamiento con estimulación mecánica y eléctrica sobre los parámetros de diagnóstico de la fuerza

(Speicher, U./ Nowak, S. / Schmithüsen J. / Kleinöder, H. / Mester, J., Universidad alemana del Deporte de Colonia 2008; publicado en la red «medicina deportiva» 04/2007 entre otros).

Objetivo del estudio
El objetivo del presente estudio es comparar los métodos clásicos de entrenamiento de fuerza con EMS integral dinámica con respecto a sus efectos sobre la fuerza y la velocidad.

Metodología
Se asignaron al azar a 80 estudiantes del ámbito deportivo, a partes iguales, en grupos de entrenamiento clásico de hipertrofia, fuerza máxima, resistencia muscular y rapidez, el entrenamiento moderno de todo el cuerpo EMS y vibración, así como los dos grupos mixtos: EMS integral /hipertrofia y vibración /hipertrofia. Los grupos de entrenamiento clásico trabajaron las flexiones femorales y la musculatura de extensión de piernas en máquinas (Gym 80) en los grupos respectivos de 3 series con diferentes pesos adicionales (30 a 90 %, 3-15 repeticiones). Los grupos de EMS ejecutaron pasos laterales y flexiones de rodillas sin peso adicional (carga / intervalo de 6 s / 4 s, frecuencia del impulso 85 Hz, anchura de impulso de 350 μs, impulso rectangular bipolar,60 % de intensidad). La estandarización se realizó a través de biofeedback visual. El entrenamiento se llevó a cabo dos veces por semana, durante un período de 4 semanas.
Se realizaron pruebas en dispositivos de diagnóstico de la fuerza al inicio y al final del entrenamiento, además de  después de las dos semanas de la fase de regeneración. Las dinámicas se midieron por medio del rendimiento (fuerza x velocidad) con el 40 % y 60 % de carga adicional en varios ángulos.

Resultados
Todos los tipos de entrenamiento de fuerza fueron capaces de mejorar significativamente el rendimiento máximo. Lo que más mejoró fué la fuerza máxima, el 16 %, dentro del grupo de hipertrofia, seguido por el 9-10 % en el de EMS. Solo los grupos de EMS mostraron una mejoría significativa de la velocidad. El rendimiento de velocidad medido mejoró en un 30 %; mucho más que con los métodos clásicos (16-18 %). Esto se debe, aparentemente, al control directo de la EMS sobre las fibras musculares de contracción rápida. Los diseños de entrenamiento mixtos como la EMS y el de hipertrofia clásico muestran los cambios típicos que resultan de los dos estímulos de entrenamiento (un crecimiento máximo del 7 % de la fuerza y ​​el 12 % de mejora del rendimiento). Las combinaciones de los procedimientos de entrenamiento clásico y moderno podrían abrir nuevas y prometedoras configuraciones de estímulos. Se debe dar importancia especialmente a los efectos a largo plazo de la EMS integral. Los mayores aumentos del rendimiento aparecen después de un período de dos semanas de regeneración.

Conclusión
En comparación con los diversos tipos de entrenamiento para aumentar la fuerza y la velocidad, el dinámico entrenamiento integral de EMS con miha bodytec ha demostrado ser un método muy eficaz. EMS integral fue la única forma de entrenamiento capaz de mejorar el máximo rendimiento deportivo de la velocidad de movimiento. Además, los pronunciados efectos a largo plazo están abriendo nuevas posibilidades en la periodización de entrenamiento. Una cantidad cuidadosamente dosificada de EMS junto con la ejecución dinámica de movimientos representa una combinación prometedora para el entrenamiento de fuerza y ​​velocidad.